Para Alfonso, así como para todos los que integramos su equipo y colaboramos en los campus, el deporte es más que diversión y competición; también es una escuela de valores.

El coaching, además, es especialmente útil con los pequeños deportistas porque establece una relación entre ellos y el coach de apoyo y confianza, pero con un estilo propio que fomenta un auto-descubrimiento estimulante, un acompañamiento que tiene como objetivo que los niños cumplan sus sueños.

Arturo, coach del Sporting de Gijón, en una sesión

Además, durante el desarrollo de los campus, l@s niñ@s tienen un descanso en el que participan en charlas impartidas por expertos, psicólogos y coachees de clubes profesionales sobre distintas materias como el auto-descubrimiento a través del deporte, compañerismo y trabajo en equipo, integración e igualdad, respeto al entorno y el medio-ambiente y uso responsable de redes sociales.

Con las sesiones queremos conseguir que los campus supongan, en todos los sentidos, un antes y un después en la vida de los niños.